Tribunas


EIAC 2019: un nuevo impulso para el estándar

Carlos RiveroPor Asunción Blasco Laffón, directora de Gestión de Servicios de Tirea

Ha llegado el momento de dejar atrás los formatos propietarios de las entidades aseguradoras.

Como se ha repetido en muchas ocasiones, llevamos varios años trabajando para implantar en el sector los formatos estándar EIAC que van a permitir a las entidades aseguradoras y a las corredurías de seguros hablar un único lenguaje e intercambiar la información relativa a sus procesos de negocio en un formato único y universal.

Este objetivo ha requerido y requiere de un arduo trabajo por parte de todos los implicados, supone el cambio en los procesos que hasta la fecha se han estado utilizando con la consecuente repercusión económica y la siempre compleja gestión del cambio.

El alcance del estándar EIAC es muy ambicioso, lo que está ocasionando que la consecución del fin se esté dilatando en el tiempo.

No obstante, a día de hoy el grupo de entidades formado por Allianz, AXA, FIATC, Generali, Liberty, MAPFRE, Grupo Catalana Occidente, Reale y Zurich, con una importante representación en el negocio con la mediación, se ha marcado un primer objetivo muy ambicioso: tener desarrollados a lo largo del 2019 todos los procesos que se incian desde la entidad al corredor para pólizas, recibos y siniestros.
Y algo más importante: establecer los calendarios en el año 2020, consensuados con la mediación, para que EIAC sea el único formato utilizado, dejando de comunicar estos procesos en sus formatos propietarios.

Esta decisión supone un antes y un después en la implantación de EIAC y un paso imprescindible para convertir los estándares en el ‘ESTÁNDAR SECTORIAL’.

En un proceso de esta envergadura, en el que participan diferentes actores, con problemáticas diferentes y con intereses y visiones distintas, y en el que todos quieren llegar a un objetivo común y a unos resultados tangibles en un periodo de tiempo lo más corto posible, el papel que asume la Oficina Técnica de EIAC es relevante.

La Oficina Técnica trabajará con los implicados asumiendo el compromiso de liderar, integrar, consensuar, coordinar, planificar… para la consecución del fin propuesto, contando siempre con la imprescindible colaboración y el apoyo de todos los implicados.

EIAC ha conseguido poner en común los objetivos de las entidades y de la mediación; no ha sido sencillo llegar hasta el momento actual, pero entre todos se han puesto los cimientos, se han identificado los beneficios y ahora hay que seguir trabajando duro y teniendo como guía los objetivos mencionados.

(Esta tribuna de Asunción Blasco se publicó originalmente en el blog Füture)


La necesaria formación del corredor de seguros, impartida a distancia Carlos Rivero

Por Javier García-Bernal, presidente de APROMES

Los pueblos y las civilizaciones pasan fundamentalmente a la Historia por su cultura y la base de dicha cultura se encuentra en el estudio y la permanente formación en las artes, las letras, la ciencia, la economía, etc.

Desde antiguo, la manera de impartir formación ha sido cambiante como los tiempos. Baste poner como ejemplo la escuela peripatética de Grecia, nacida como consecuencia de las enseñanzas de Aristóteles y donde los discípulos adquirían enseñanza y formación paseando con su maestro por el jardín del Templo Apolo Licio.

Hoy, seguimos manteniendo el mismo espíritu formativo; me refiero al constante aprendizaje y al reciclaje en materias que, como la evolución de la vida, cada día son más cambiantes y nos obligan a estar actualizados.

Por lo que respecta a la Mediación de seguros, y en concreto a tenor de la Resolución de 18 de febrero de 2011, de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, la formación para mediadores, corredores de reaseguros y personas que participan directamente es la referida Mediación de seguros y reaseguros privados, puede impartirse a distancia a través de vía electrónica.

En APROMES, conscientes de la importancia que supone la formación, desde el año 2007 se empezó a impartir los denominados cursos de Grupos B y C y, en estos momentos, se acaba de convocar la tercera promoción de alumnos que va a recibir la enseñanza que aún hoy se conoce como Grupo A, la que les facilitará el acceso al ejercicio de la profesión de seguros al margen de una formación académica más completa en esa materia, para todos aquellos que no sea su deseo el referido ejercicio profesional.

Los precitados paseos peripatéticos griegos de enseñanza, hoy, como así lo permite la mencionada Resolución de 18 de febrero de 2011 y por lo que respecta a la enseñanza en seguros, se puede llevar a cabo a través de medios tecnológicos, de hecho en Apromes se imparten de manera semipresencial, facilitando de ese modo al alumno una mayor rentabilización de su tiempo, con la obligación de que las pruebas y exámenes se realicen de forma presencial, como exige la norma.

Vengo manteniendo que el futuro del corredor de seguros pasa necesariamente por la digitalización. Los nuevos tiempos económicos y profesionales que vivimos obligan a tener muy presente la necesidad del uso de las nuevas tecnologías y, como parte integrante de éstas, la constante formación.


Líneas Financieras

Carlos RiveroPor Beatriz Rodríguez Ploss, abogada

Al final se ha impuesto en la mayoría de las entidades que trabajan estas modalidades la denominación, en su expresión inglesa, financial lines. Nacen dentro del ramo de RC, es trasversal porque comprende una serie de modalidades que van más allá de la Responsabilidad Civil, entrando de lleno en la cobertura de gastos propios y pérdida de beneficios, casi siempre derivados de daños no materiales (*). Suelen incluirse bajo la citada denominación los Seguros de: D&0, E&O (RC Profesional con toda su extensión), Riesgos Reputacionales, Cyberiesgos, IT, Seguro de Secuestro, Contaminación Maliciosa (tampering), etc., aunque no todas las compañías las agrupen del mismo modo.

Estas coberturas pretenden proteger los patrimonios, tanto del directivo como de la empresa, con independencia de que algunas modalidades repitan coberturas, con el consiguiente cúmulo si están contratadas con la misma compañía.

Las modalidades, que tienen su inspiración en el mercado británico, han sido adaptadas localmente. Cierto que las pólizas utilizan textos plagados de anglicismos, incluso figuras jurídicas ajenas a nuestro Derecho, pero no es menos cierto que una de las razones fundamentales de la contratación de estos seguros (D&O) es precisamente la internacionalización de las actividades de la empresa, la contratación internacional, los arbitrajes en cortes extranjeras y, por tanto, la exposición del Directivo a riesgos jurídicos desconocidos, cuya defensa, en caso de siniestro, es costosa.

Desgraciadamente, el mercado español no ha desarrollado un Seguro de Defensa Jurídica para empresas independiente y suficiente que ampare los riesgos de todas estas modalidades, especialmente la responsabilidad penal, lo cual evitaría conflictos en caso de condena, dado que actualmente los aseguradores, en general, lo ofrecen condicionado al resultado. Por otra parte, no es infrecuente el caso (D&O) que los gastos de defensa jurídica consuman gran parte de la Suma Asegurada de la póliza. Además, encontramos que algunas coberturas se repiten en las pólizas de RC General (daños patrimoniales), D&O, RC Profesional, ciberriesgo, riesgo reputacional, etc., con el consiguiente conflicto si el riesgo es asumido por distintas aseguradoras.

(*) Se hace necesario revisar la definición o el concepto de "daño material" utilizado en las pólizas de seguro y quizá también en el seguro de Pérdida de Beneficios a riesgo de que el Consorcio no lo acepte.